Información

Panleucopenia felina: cómo identificar y tratar


La Panleucopenia Felina, que representa un gran riesgo para la vida de los gatos, es una enfermedad viral extremadamente contagiosa. También conocida con los nombres de laringotraqueítis contagiosa y agranulocitosis infecciosa, la enfermedad tiene el contacto directo de un coño sano con un animal infectado como principal forma de transmisión, y los lugares de gran aglomeración de gatos se encuentran entre los más propicios para su propagación.

Afectando el tracto digestivo, respiratorio e incluso la médula ósea de los gatos, el Panleucopenia felina tiene el virus familiar Parvoviridae como agente principal, y causa de todo, desde diarrea y vómitos hasta fiebre y depresión en los coños afectados.

Además del contacto directo con animales enfermos, la enfermedad también puede transmitirse a través del contacto de un felino sano con ambientes, objetos y secreciones contaminados; ya que el virus de la complicación es considerablemente resistente y puede sobrevivir durante mucho tiempo incluso fuera del cuerpo del animal.

Muy rara en regiones donde se practica la vacunación preventiva de forma regular, la enfermedad es más común en gatos jóvenes, de hasta 12 meses de edad. Mostrando sus primeros signos hasta una semana después de la contaminación, el Panleucopenia felina puede provocar una serie de síntomas variados, incluida la muerte súbita del animal.

Conoce, a continuación, los principales signos que presenta un felino afectado por la enfermedad, y aprende a identificar, prevenir y tratar la enfermedad en el gato de tu mascota.

Leer más: Clamidiosis felina: causas y prevención

Los síntomas de la panleucopenia felina

signos de la enfermedad aparecen según su nivel de desarrollo, y la deshidratación, vómitos y diarrea sanguinolenta, depresión, fiebre, falta de apetito y sensibilidad en la región abdominal son síntomas bastante frecuentes en los gatos afectados.

Las felinas embarazadas contaminadas pueden tener crías malformadas, y cuando la enfermedad se manifiesta en los coños recién nacidos, a menudo causa cambios en el sistema nervioso central, desencadenando factores como la falta de coordinación y el asombro.

Prevención de la panleucopenia

La mejor forma de prevención es la vacunación contra Panleucopenia felina, que puede administrarse a gatos a partir del segundo mes de vida, debiendo reforzarse en el plazo de un mes con una nueva dosis. Los coños adultos también deben recibir los antígenos, renovando la vacuna anualmente.

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Además del examen clínico, donde se observarán los principales síntomas del animal, se diagnostica Panleucopenia Felina mediante análisis de sangre; y se pueden realizar otras formas de investigación para confirmar la situación.

Diagnosticado Panleucopenia, el tratamiento vendrá indicado según tu nivel de desarrollo, y suele ser bastante laborioso y caro. El reemplazo de líquidos (para combatir la deshidratación) combinado con medicamentos antibióticos es, en la mayoría de los casos, la recomendación, y los animales afectados deben aislarse de los demás para evitar que la enfermedad se propague.

Cabe recordar que ningún tipo de medicamento debe administrarse a su mascota sin el conocimiento e indicación de un profesional; por lo tanto, cuando note signos de la enfermedad en su coño, consulte a un veterinario.


Video: Cómo saber si tu perro se va a morir (Agosto 2021).