Información

¿Los gatos tienen sentimientos? Emociones de las patas de terciopelo.


Si no te gustan los gatos, la razón de esto es a menudo que las patas de terciopelo no se preocupan por sus humanos y son incapaces de emociones profundas. ¿Hay algo ahí? ¿O las narices de piel sienten emociones y las acusaciones se basan en malentendidos en la comunicación del gato? Una búsqueda de huellas en el mundo emocional de nuestros tigres de habitación: A esta vista desgarradora, ¿quién puede decir que los gatos no tienen sentimientos? - Shutterstock / Irina Kozorog

Los sentimientos y las emociones no siempre son fáciles de entender y analizar científicamente en humanos. Un problema adicional con los animales es que hablan un idioma diferente y se expresan de manera diferente a los humanos. Los gatos en particular son bastante sutiles y reservados en comparación con los perros cuando se trata de revelar su vida interior para los amigos de dos patas. Sin embargo, nuestras patas de terciopelo ciertamente no son máquinas emocionalmente frías.

Difícil de responder a la pregunta sobre las emociones de los gatos.

Es difícil investigar científicamente los sentimientos de los gatos de tal manera que se puedan derivar respuestas claras de ellos. Si bien las personas aún tienen la oportunidad de expresarse verbalmente, es decir, en palabras, y contar sus emociones, los animales solo pueden expresar lo que sucede en ellos a través de sus reacciones físicas, su comportamiento y su lenguaje hablado. Las ondas cerebrales en animales y humanos también se pueden medir, por ejemplo, utilizando imágenes de resonancia por computadora, pero esta situación se construye de tal manera que las reglas generales de la vida real de los animales solo pueden derivarse de ella de manera limitada.

La mejor manera es observar a las mascotas en su entorno natural. De esta manera, los resultados no pueden ser falsificados, porque los gatos están bajo estrés debido a circunstancias inusuales en un laboratorio o en otro lugar extraño y luego solo pueden expresar parcialmente sentimientos como alegría o afecto. La dificultad aquí es que las observaciones son interpretadas e interpretadas por personas, lo que puede conducir a la humanización y la mala interpretación.

¿Qué papel juegan los sentimientos en la evolución?

Un enfoque para evitar la humanización es preguntar qué papel podrían desempeñar las emociones en los gatos en la evolución. Los científicos suponen que las emociones deben ser útiles para la supervivencia de una especie animal y para su convivencia social, de lo contrario no existirían. Esto significa que las narices de piel sienten sentimientos que los inducen a comportarse de cierta manera, lo que esencialmente los salva de la muerte y, además, hace que sus vidas sean lo más placenteras posible.

El amor y la ternura promueven la salud del gato.

Aparentemente, el amor y el afecto por los gatos no solo son buenos para las personas, sino que pueden ...

6 sentimientos básicos en gatos

El enfoque evolutivo lleva a la conclusión de que es muy probable que los gatos tengan 6 sentimientos básicos que incluso los niños pequeños ya conocen. Estas emociones son:

  • ● miedo
  • ● asco
  • ● Deseo o deseo
  • ● pena
  • ● alegría
  • ● ira o agresión

Otros sentimientos que los gatos pueden sentir se remontan a estas 6 emociones básicas. El estrés es una mezcla de miedo, pena y agresión. La frustración es una forma de dolor debido a la ausencia de alegría o lujuria. La depresión es un desarrollo extremo del dolor. El afecto como una especie de amor es una mezcla de alegría y placer. Además, algunos gatos pueden experimentar una especie de euforia o intoxicación, por ejemplo, a través de la hierba gatera, que es una variante extrema de la lujuria y la alegría.

El miedo y el asco tienen sentido evolutivamente para proteger al animal de los peligros. El asco evita que los gatos coman alimentos en mal estado. El miedo desencadena una situación de escape o lucha: si un gato puede huir u ocultarse en una situación potencialmente peligrosa, lo hace. Si esto no es posible, su miedo se convierte en agresión y se defiende. El deseo y el deseo sirven para preservar la especie y determinar el comportamiento de apareamiento. Las narices de pelo disfrutan, por ejemplo, cuando juegan y hacen que la vida del gato sea más placentera. El afecto asegura un vínculo firme entre la madre y los gatitos y la cohesión social en los grupos de gatos. El duelo puede servir de motivación para superar este estado emocional y, por lo tanto, es justificable evolutivamente.

¿Sentimientos sociales complejos cosa humana?

Se dice que los perros no tienen sentimientos sociales complejos que los niños humanos desarrollan solo después de los cuatro años o más, lo mismo se puede suponer para los gatos. Estas emociones complejas incluyen vergüenza, desprecio, sentimientos de venganza y celos. Estos sentimientos probablemente tengan sentido entre las personas para la convivencia social. Por ejemplo, se puede decir que la vergüenza surge cuando una persona viola las normas sociales y, por lo tanto, genera desprecio por otras personas. Los sentimientos de venganza pueden surgir cuando las personas quieren "imponerles" otras normas sociales si se les ha ignorado repetidamente. Los celos son parte del comportamiento de apareamiento humano, donde la monogamia y la lealtad se consideran socialmente reconocidas.

Sin embargo, los gatos no tienen ninguna ventaja en vivir monógamos, y si rompen las reglas del comportamiento social de los gatos, reciben un golpe de pata de sus compañeros o se les muestra un silbido hasta sus límites. No necesitan vergüenza y el desprecio no tiene sentido para ellos. Las campañas de venganza también son inútiles para nuestras patas de terciopelo desde un punto de vista evolutivo. Cuando los sentimientos como los celos, la venganza, el desprecio o la vergüenza se leen del comportamiento del gato, generalmente es una humanización.

De hecho, el gato está defendiendo su territorio, sí mismo o sus recursos contra rivales potenciales, en lugar de estar celoso. Si se ve avergonzada, puede haberse sorprendido o irritado porque algo es diferente de lo esperado. Si ella parece estar de mal humor para vengarse o mostrar desprecio, esto también es un malentendido. Es más probable que esté irritada y tenga que acostumbrarse a una nueva situación, o que no vea ninguna razón para mostrar una cierta reacción.